Rosa roja

Rosas en frasco
Rosas en frasco

El significado de la rosa roja

Las rosas rojas se regalan especialmente para demostrar amor al ser amado, el novio le lleva una rosa roja a su amada para pedirle sean novios, el esposo busca el más bello ramo de rosas rojas para su esposa por el aniversario de bodas.

 

La rosa roja es símbolo de amor, sensualidad.

 

Las rosas son bellas flores que atraen por sus vibrantes colores y aroma que encanta. Quien no ha tomado una rosa y olerla, ese aroma que te envuelve y te trae bellos recuerdos.

Siempre existe una oportunidad para regalar una flor, pero es mejor tenerla en nuestro jardín, así tendremos la belleza, aroma y bondades de tan solicitada flor en nuestro hogar de manera natural.

 

La fantasía en las flores

 

Tal vez no lo sepas pero los gnomos ayudan a tener una tierra rica para que se den las flores y las hadas se dedican a darles esos colores tan brillantes y vivos, así como también perseverar el aroma que nos embelesa.

 

En la naturaleza, todos los seres tienen una labor importante en el crecimiento de toda planta, árbol o flor.

 

 

Unos se encargan de mantener sana la raíz, otros un fuerte tallo, unas hermosas hojas y asegurarse que los nutrientes sean los adecuados para el crecimiento. Hay quienes se encargan de cuidar áreas grandes como un extenso jardín o una pradera, o el jardín de tu casa.

 

Cuento de una rosa llena de amor

 

Las rosas han inspirado a crear cuentos, uno muy bello es el de Oscar Wilde, El Ruiseñor y la Rosa.

 

Este es un muuuy breve resumen del cuento.

 

Un estudiante desea con fervor una rosa roja para la joven que ama. El ruiseñor le escucha y desea ayudarlo, pero al hacerlo encuentra su destino. Le pide tanto una rosa roja al rosal, pero el rosal no tiene rosas rojas; pero hay una manera de obtenerla y se la cuenta al Ruiseñor.

 

El Ruiseñor piensa que es más importante el corazón de un hombre que el de él. Le pide al estudiante que ame, pero con amor verdadero. Pero no comprendía lo que este le decía, sólo escuchaba el canto de un ave y no palabras que era lo único que entendía.

 

El Ruiseñor se despidió con su canto de sus amigos, y en esa noche de luna comenzó el ritual.

 

Tan valiente sigue las instrucciones del rosal, le canta con el corazón por toda la noche y su pecho lo une a sus espinas; su sangre se vuelve uno con el rosal. La aurora quiere llegar y una rosa quiere emerger, le pide al Ruiseñor se pegue más a las espinas pues aún no tocaban su pequeño corazón, el dolor lo envolvió y una rosa emergió tan roja como la sangre del Ruiseñor.

 

El rosal le gritaba que lo había logrado, pero el Ruiseñor ya no podía ver lo que lo logró.

 

El estudiante la vio, tan hermosa, tan roja… pensó que era una suerte, y se la llevó a la chica para confesar su amor por ella y darle la prueba que le pedía para concederle bailar con él. Ella no le importó, pues otro le había regalado joyas, que para ella eran más valiosas que una simple flor.

 

El estudiante se enojó y tiro la rosa.

 

 

Él simplemente regreso a sus estudios, sin saber que esa rosa valía más que la más costosa joya, pues era la vida de un ser que dio todo por el amor. 

El ruiseñor y la rosa
El ruiseñor y la rosa